lunes, 8 de agosto de 2011

CONCECUENCIA DE LA DEFORESTACION DE ANIMALES


Petróleo

Preliminares


IDENTIFICACION DEL PROBLEMA

El proceso de extracción del petróleo en la amazonía ecuatoriana se viene dando a partir de 1937, con compañías como SHELL, ESSO, TEXACO, entre otras. En 1967 se descubren los pozos petroleros en la región de Lago Agrio, muy ricos en cantidad, desde ese entonces comienza la explotación petrolera en este sector. El Ecuador en 1969 retoma parte de las concesiones hechas, y comienza, con CEPE, las actividades de producción petrolera. Los espacios amazónicos que son utilizados para esta actividad son muy amplios, casi tres millones de hectáreas (en Ecuador).El impacto ambiental se puede definir como un grupo de huellas y problemas que deja en el medio natural, en este caso, las perforaciones petroleras. La contaminación en el aire y ríos, cambios y daños en la flora y en la fauna son claros indicadores de este problema.
Según el Lcdo. Iván Narváez, Investigador de la corporación Tukano, los impactos del proceso petrolero se producen por:
  1. La inevitabilidad de generarlos, dado que son inherentes a la actividad petrolera;
  2. Contingencia o causas de fuerza mayor;
  3. Factores humanos: impericia, negligencia, etc.
Los impactos se dan en todas las fases del proceso como son exploración, perforación, producción, almacenamiento, transporte, procesamiento y distribución de derivados. Como nos dice el Lcdo. Narváez, "Cada una de estas fases lleva implícita una serie de pasos y relación directa con la naturaleza y el ser humano, todas de alto riego.".Los daños causados por las explotaciones petroleras en la naturaleza se dan en el aire, en los recursos hídricos, en la flora, fauna y efectos geosféricos.


UTILIDAD SOCIAL Y TRASCENDENCIA CIENTÍFICA


La región amazónica ecuatoriana ha sido considerada como un lugar exótico, lleno de animales únicos, en el que habitan gran cantidad de especies, no solo animales sino también vegetales, la destrucción de estos determinaría daños en el ambiente y el ecosistema.
La explotación de hidrocarburos es una actividad cada vez más importante, y su impacto ambiental puede aumentar considerablemente, la tierra amazónica ha sido depredada y envenenada, los ríos amazónicos podrían convertirse en corrientes que llevan cargamentos de basura química, los bosques dejarían de ser una realidad y los animales, tanto como los seres humanos tendrían que emigrar a lugares menos inhabitados, o en su defecto, resignarse a la desaparición lenta e irreversible. Los pueblos indígenas se verían muy beneficiados si el control ambiental para las explotaciones aumentara.
Esta investigación de cierto modo va encaminada a determinar si es que hay fallas en las leyes ambientales para las operaciones hidrocarburíferas en el Ecuador, para que las autoridades tomen las correcciones necesarias para que mientras se explota el petróleo que es muy necesario para la economía del país, no se llegue a destruir la fauna, con especies únicas, de nuestra amazonía y no se llegue a dañar el ecosistema existente.
Se ha hablado e investigado mucho acerca de la destrucción de la flora y fauna y en general de los daños ambientales producidos por las exploraciones petroleras, pero nunca se ha determinado en realidad si éstas afectan realmente a la cantidad de ejemplares faunísticos como se cree, o si el daño que producen es solamente que ciertas especies requieran buscar nuevos hábitats, entrando en competencia con otros que los ocupaban.
Las empresas responsables del proceso extractivo de energéticos jamás han respetado a la naturaleza de la zona de explotación, éstas deberían parar la contaminación e incrementar la eficiencia de sus operaciones en los campos petroleros existentes mediante la utilización de una tecnología más adecuada. El Estado debe ser el principal garante del derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación. Toda iniciativa en beneficio del desarrollo de una cultura ecológica siempre será plausible.




 

Explotación y derrames Petroleros en la Región Amazónica Ecuatoriana


Historia de la Explotación Petrolera


Para entender de una mejor manera cómo se desarrolló la actividad petrolera desde sus inicios hasta nuestros días, daré un resumen cronológico de los hechos más relevantes.
  • 1888: El Geógrafo Manuel Villavicencio reporta alquitrán en el río Hollín, en la Cordillera de Cutucú.
  • 1982: Teodoro Wolf reporta reservorios de petróleo en la amazonía.
  • 1991: Se perfora un pozo en la península de Santa Elena.
  • 1922: Entra la compañía holandesa Shell para realizar exploración petrolera en 25.000 km. en la zona de Sumaco y Macas
  • 1992: La empresa británica Anglo llega al país. Durante 67 años explota, comercializa y refina el crudo de la Península de Santa Elena.
  • 1937: La Shell abandona el Ecuador
  • 1941: Guerra entre Ecuador y Perú. Se disputan territorios con grandes yacimientos.
  • 1967: Texaco y Gulf realizan una prospección en 5 millones de acres en la Amazonía. Encuentran un campo comercial en la zona de Lago Agrio.
  • 1971: El Gobierno militar de Rodríguez Lara crea la Corporación Estatal de Petróleo del Ecuador (CEPE)
  • 1972: El consorcio Texaco Gulf construye el sistema de oleoducto transecuatoriano, el Ecuador ingresa a la OPEP, la Anglo deja el país.
  • 1973: El Ministerio de Recursos Naturales firma un contrato con Texaco para explotar en Napo y Pastaza. Firma además con Cayman Co. City Investment y Southern Unio Production para explorar y explotar el crudo de la cuenca del río Putumayo.
  • 1974: CEPE recibió el 25% de ingreso bruto del consorcio CEPE – Gulf – Texaco.
  • 1982: El gobierno inicia una política de apertura a la inversión extranjera en la industria petrolera.
  • 1985: Primera ronda de licitaciones. CEPE firma el primer contrato de prestación de servicios con la compañía norteamericana Occidental.
  • 1985 – 1992: Continúan las rondas de licitaciones.
  • 1989: Se crea la Empresa Estatal de Petróleo, Petroecuador, en sustitución de CEPE.
  • 1989: La refinería de la Anglo pasa a manos de Petroecuador.
  • 1990: Sexta ronda de licitaciones
  • 1991: La Texaco deja el país, pero tiene que ser objeto de una auditoría ambiental. La compañía Oryx comienza a explotar. Conoco deja el país.
  • 1992: El Ecuador deja de ser miembro de la OPEP. Se producen algunos derrames petroleros de magnitud.
  • 1993: Se espera la séptima ronda de licitaciones.




 

Derrames Petroleros registrados


Considerables volúmenes de petróleo han derramado, tanto del oleoducto principal como de ductos secundarios, provocando serios daños sobre todo en cuerpos de agua. Se estima que solamente del SOTE (Sistema de Oleoducto Transecuatoriano) se han derramado unos 16,5 millones de galones de petróleo.
Una ruptura del oleoducto en la vía Fanny ocasionó el vertido de cientos de barriles de petróleo que se concentraron en un pantano cerrado cuyos efectos hasta hoy son visibles.
La contaminación es extremadamente grande, para corroborar aquello me permito citar una frase del libro Amazonía por la vida: "Desde 1972 hasta 1989 se habían vertido 19 mil millones de galones de desechos tóxicos al ambiente, lo que corresponde a un promedio diario de 4.368 millones"
El crudo que es vertido con el agua diariamente es de 2.100 a 2.400 galones. Además se vierte 4 millones de barriles de lodo de perforación y 40 mil barriles de otros químicos altamente tóxicos, sin tratamiento previo.
El contenido de las aguas salobres tóxicas de yacimientos petroleros es rico en sulfatos, bicarbonatos, sulfuro de hidrógeno, cianuro, dióxido de carbono, metales pesados y otras sustancias químicas radioactivas incluyendo Uranio y Torio, esto, según la obra "amazonía por la vida", representa niveles de radioactividad más altos que las emisiones permitidas por una planta nuclear.
Un dato interesante y a la vez alarmante es el que nos presenta el libro "Amazonía por la vida", que dice: "En el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano se han producido 30 derrames mayores que equivalen a 16.8 millones de galones. El derrame producido por la EXXON VALDEZ, el mayor ocurrido en los EEUU fue de 10.8 millones de galones."
En mayo de 1989 se vertieron 294.000 galones de petróleo al río Napo, que afectaron a la comuna quichua de San Carlos y otras comunidades de aguas abajo. 560 familias de 31 comunidades perdieron sus cosechas.
Las principales causas de los derrames son el mal mantenimiento y descuido en las operaciones, goteras en los tanques de almacenamiento, las válvulas, pozos y líneas de flujo; debido a válvulas mal cerradas o por inadecuados trabajos de soldadura.
Se cree que los derrames aumentarán, pues el SOTE y los oleoductos secundarios siguen envejeciendo y no existe un efectivo mantenimiento. El riesgo persiste sobre todo en las zonas de la concesión Texaco – Petroecuador, donde el diseño de vida útil era de 20 años (1972-1992).




 

Cambios y daño en la flora


A la cobertura vegetal se encuentran ligados los animales, porque todos ellos cumplen alguna función, sea como agentes polinizantes, dispersores de semillas, o consumidores - reguladores de las poblaciones autótrofas.
La apertura de estrechos senderos y el desbroce de matorrales y vegetación, ocasionan problemas debidos a la disposición de desechos provenientes de las mismas. Adicionalmente, si los trabajadores no se abstienen de caza, ello puede alterar la fauna y modificar las relaciones entre plantas y animales, destruyendo el equilibrio entre diversas poblaciones de organismos.
las detonaciones de cargas de dinamita en esta etapa causan una alteración directa de la cobertura vegetal. Además, necesitan ser instalados campamentos temporales y disponer de helipuertos, estas actividades suponen, obviamente, el desbroce de vegetación.
Las trochas (que son pequeños caminos abiertos entre la vegetación) cortan la continuidad del bosque, interrumpen la movilización de las poblaciones de animales que ocupan ese nicho ecológico.
Otro efecto de las trochas es que pone en peligro la vegetación del bosque, como dice en una obra de fundación natura: "Hay autores que estiman que un bosque tropical no mantiene sus características típicas sino a 100 metros de los bordes deforestados. Esto implica que la transformación del bosque no se reduce a la superficie de la trocha sino que se extiende a ambos lados de la misma."
En caso de la perforación, la intervención es mas larga y la recuperación de las áreas deforestadas es menos probable. La perforación exploratoria es mucho más concentrada e implica la presencia constante de personas, máquinas y contaminantes en una zona reducida.
Los problemas provocados por la perforación exploratoria se originan en el desbroce de áreas más o menos extensas para la instalación de plataformas de perforación, helipuertos, campamentos base y otras facilidades logísticas. Se deforestaba aproximadamente tres hectáreas por cada pozo perforado, esta extensión se ha reducido de manera significativa a menos de una hectárea.
Durante el proceso de desarrollo de campo, las empresas realizan las siguientes actividades que intensifican los impactos sobre el medio biótico:
  • Construcción de nuevas plataformas
  • Tendido de ductos.
  • Construcción de carreteras
  • Instalaciones de producción y campamentos permanentes.
El desarrollo de campo origina una ocupación permanente de las áreas deforestadas, y por lo tanto, es poco probable que el ecosistema retorne a su forma original.En la siguiente fase de la extracción de petróleo, que es la operación de campo petrolero, existen serios problemas de contaminación y de deforestación generados indirectamente.
Se estima que en el Nororiente ecuatoriano existen más de 600.000 hectáreas deforestadas o de bosques degradados, según datos de Fundación Natura.
En la actualidad las compañías petroleras están realizando esfuerzos importantes para evitar la deforestación, y de manera especial en las áreas protegidas. Sin embargo esta estrategia se ha aplicado casi exclusivamente a los parques nacionales y no a zonas forestales que no se hallan incluidas bajo este régimen de protección.
Los colonos talan los bosques para sembrar pastos y cultivos (café, cacao, etc.), causando grave deforestación y los consiguientes efectos de erosión y contaminación de los cursos de agua cercanos. Se debe tener en cuenta que los suelos del bosque en la amazonía son generalmente pobres y se agotan rápidamente con los métodos utilizados por los colonos.


La deforestación


El aumento de deforestación produce otros efectos, tales son:
  • Emisión de carbono a la atmósfera, por efecto de la disminución de la cobertura vegetal, que contribuye a que se profundice el efecto invernadero.
  • Alteración de los ciclos del agua y del balance energético asociado a ellos.
  • Alteraciones pluviométricas regionales, entre ellas las zonas andinas del Ecuador; una disminución del bosque puede afectar apreciablemente las precipitaciones en esta zona.
  • Alteraciones hidrológicas, la cual es uno de los principales efectos de la deforestación.
  • Alteraciones en los suelos, que en general son muy pobres al contrario del pensamiento erróneo de muchos, son además muy vulnerables a los efectos climáticos.
  • Pérdida de la biodiversidad.
Por acción de la deforestación, los animales silvestres están quizá severamente imposibilitados para ajustarse a los cambios, de éste modo se les está imponiendo al tener que desplazarse a nuevos ecosistemas.



 

Contaminación y cambios en ríos y aguas superficiales.

El recurso agua es quizás, uno de los elementos más vulnerables a la acción de las actividades industriales. Principalmente se presenta por:

Contaminación por desechos sólidos


Puede provenir de la inapropiada disposición de desechos que son acarreados a los cuerpos de agua, en la fase de exploración o en la producción.
Hay contaminantes propios de la actividad petrolera, fundamentalmente productos químicos que en ocasiones son muy tóxicos. Los mayores riegos provienen del transporte de químicos, tanto por vía terrestre como fluvial. Se han reportado accidentes en los cuales se ha vertido este tipo de productos a los ríos Tiputini y Napo.
En corto tiempo, la contaminación masiva del segmento de un río puede tener un grave impacto en las especies migratorias. La alteración química del agua de un pequeño curso puede volverla inadecuada para la fauna que depende de ella, poniendo en riesgo de extinción a especies adaptadas a nichos ecológicos reducidos. Son frecuentes las denuncias sobre ríos que han perdido su fauna a raíz de la producción petrolera.
Las lagunas de Cuyabeno sufren contaminación periódica, producto de la operación de los pozos Cuyabeno y Sanshuari manejadas por Petroecuador.


Contaminación química


Los lodos de perforación contienen sustancias químicas que pueden ser tóxicas. De ser mal manejados, estos desechos pueden contaminar notablemente ríos, riachuelos y lagunas. Estos contaminantes también incluyen al benceno, los fenoles y otros hidrocarburos policíclos que son muy cancerígenos.
Los derrames de petróleo sobre cursos de agua afectan de manera especial a la avifauna acuática. El petróleo les impide nada, alimentarse, y con frecuencia volar.
Otro de los problemas de la contaminación petrolera es la permanencia de residuos petroleros en el ambiente, especialmente grave en los de baja energía, como son los lagos, lagunas y cursos lentos, por otra parte el petróleo se adhiere a las hojas y sedimentos.
Los problemas de las estaciones de producción, particularmente por un inadecuado manejo de las piscinas de producción, han sido notables, como lo afirma Fundación Natura: "Se calcula que cada día en las estaciones de producción se evacuan más de 4 millones de galones de desechos líquidos."
El proceso de separación de las aguas de formación nunca es completo, además, las aguas de formación contienen hidrocarburos tóxicos para la vida animal y vegetal.
En general, los mamíferos del bosque húmedo tropical tienen carencia de sales, por ello, las aguas salobres arrojadas al medio atraen a pecaries, venados y otros animales que, al tomar esta agua, ingieren también los otros tóxicos y venenos.


Alteración de los cursos de agua


Se provocan importantes alteraciones en dichos cursos. La erosión que causa la deforestación puede degradar, a su vez, las aguas receptoras.
Los procesos de deforestación implican también una modificación de la cantidad y la calidad del agua que llega a los cursos de agua, lo que altera las condiciones de vida de la fauna acuática. Todos los aspectos señalados han generado una drástica disminución de los recursos bioacuáticos en los ríos amazónicos. Las poblaciones de tortugas, grandes bagres, paiches, así como delfines han sido radicalmente disminuidas.



Otras formas de contaminación y deterioro de las aguas


Uno de los riesgos más importantes de la contaminación química es que el agua contaminada puede infiltrarse en las aguas subterráneas. Este factor representa un perjuicio potencial muy importante, especialmente para las poblaciones humanas que en muchos casos se abastecen de estos recursos.
La contaminación del aire produce contaminación de las aguas de lluvia que alimentan las fuentes de agua para el consumo humano; la lluvia contaminada repercute también en los suelos y los ríos.
La ocupación humana tiende a extenderse a lo largo de las orillas de los ríos y a modificarlos. Ello altera las condiciones de vida y reproducción de numerosas especies acuáticas.
La perturbación de las playas causa modificación en la turbulencia de las aguas y afecta a un nicho ecológico específico, interfiriendo la reproducción de ciertas especies, como son las tortugas acuáticas.




 

Cambios atmosféricos y contaminación del aire


Una de las actividades más notorias de la etapa de operación del campo petrolero ha sido la incineración de gas residual. Esta combustión, además de los efectos directamente contaminantes, es causa de la muerte de miles de insectos de muy variadas especies.La deforestación produce emisión de carbono a la atmósfera, por efecto de la disminución de la cobertura vegetal, lo que contribuye a que se profundice el efecto invernadero.
La deforestación también produce alteraciones pluviométricas regionales. Los bosques húmedos tropicales, recirculan gran parte del agua precipitada a la atmósfera, mediante este sistema, incluso zonas muy alejadas al Atlántico reciben precipitaciones; esto ayuda a mantener el balance hídrico de amplias zonas de la periferia amazónica.

Contaminación del Aire


Algunas actividades de exploración, desarrollo y producción de petróleo utilizan y crean una serie de contaminantes que afectan la calidad del aire. Entre ellos es posible mencionar a la mayor parte de los compuestos provenientes de la combustión, como son CO, SO, NO y partículas de humo y ceniza. De igual manera se incrementan sustancialmente los sólidos en suspención por las obras civiles que necesitan remoción de tierra.
Los compuestos orgánicos volátiles (COV) de los hidrocarburos muy ligeros se evaporan fácilmente, su efecto es bastante tóxico y afecta a la capa de ozono.
La mayor parte del gas que se separa del petróleo se quema como un desecho en mecheros, sin ningún control de emisiones o de temperatura. Cerca de 2 millones de metros cúbicos de gas se queman al día. La contaminación del aire produce contaminación de las aguas de lluvia que alimentan las fuentes de agua para el consumo humano; la lluvia contaminada repercute también en los suelos y los ríos. Además se producen olores desagradables por el alto contenido de azufre de algunos de estos gases.
El incremento de la población y de las actividades económicas aumenta las emisiones de carbono y de todos los contaminantes asociados al uso de combustibles.


Contaminación del ambiente por ruido


Este es un factor que contribuye a alejar muchas especies de animales. Existe preocupación por la posibilidad de que los ruidos emitidos por las actividades petroleras causen interferencia en los sistemas de comunicación animal, como sucede cuando los animales se encuentran en período de celo.
Según algunos estudios, aseguran que las explosiones de dinamita tienen un efecto negativo en la fauna, especialmente en las zonas pantanosas y cursos de agua, en los cuales la onda explosiva tiene un efecto más destructivo. Contaminación sonora por el uso de explosivos y el ruido de helicópteros ha ahuyentado a aves y mamíferos.


Alteración de la Temperatura

Se ha provocado la evacuación de afluentes líquidos sin considerar la temperatura que tienen cuando se vierten. Las altas temperaturas producen:
  • Disminución de la solución de oxígeno en el agua, lo cual lleva a una aguda carencia de este gas y asfixia a los animales de respiración branquial.
  • Cambios en el comportamiento y fuerte tensión en los animales acuáticos.

Alteraciones geosféricas


El procedimiento de prospección geológica incluye perforar, hoyos de poca profundidad cada cierto intervalo, estos hoyos cuando no son adecuadamente cubiertos provocan cambios debidos a la erosión.
La deforestación destruye la protección que tienen contra la excesiva insolación, eleva la temperatura más allá de los valores tolerables para la flora bacteriana del suelo.

Contaminación en el Suelo

La contaminación de los ríos y suelos por derrames de petróleo, además de la acumulación de desechos es bastante preocupante debido a la falta de interés de mejoramiento tecnológico en las compañías o concesionarios o quizá también porque no está orientada la conciencia medioambientalista a nivel del personal que opera los campos y pozos.Los impactos más comunes son:
  • La erosión
  • Cambios en la morfología
  • Contaminación por lodos y ripios de perforación, o por manejo inadecuado de las denominadas piscinas de producción
  • Contaminación por manejo inadecuado de desechos sólidos
  • Contaminación por aguas de formación e hidrocarburos.
El primer factor erosivo aparece por la apertura y manejo inadecuado de caminos, hoyos de detonación y construcción de carreteras.La más importante presión sobre el suelo es la pérdida de nutrientes del mismo, ligada a las acciones de deforestación. El uso urbano de los suelos interfiere con los procesos naturales de recirculación de nutrientes, mantenimiento de la capa orgánica del suelo, filtración, retención del agua y alimentación de acuíferos.
También producen un cambio en la topografía y en los drenajes de los suelos.
En las zonas montañosas pueden producir derrumbes, la carretera puede convertirse en una represa que inunde un área, o en barrera que impida el paso del agua provocando sequía en los sitios adyacentes más bajos.

La contaminación por aguas de formación e hidrocarburos


Este ha sido tal vez, uno de los problemas más críticos en el pasado. Las piscinas del agua de formación (que contienen una amalgama de productos, incluyendo químicos, metales e hidrocarburos) han sido una fuente importante de contaminación debido a su construcción defectuosa y a un manejo totalmente carente de cuidados ambientales. Cuando estas piscinas no son adecuadamente construidas y protegidas, sus contenidos se filtran o se riegan al entorno.



 

Daños a la fauna


Si los trabajadores no se abstienen de caza, ello puede alterar la fauna y modificar las relaciones entre plantas y animales. Las trochas (pequeños caminos abiertos entre la vegetación) cortan la continuidad del bosque, interrumpen la movilización de las poblaciones de animales que ocupan ese nicho ecológico.
Las explosiones de dinamita afectan a la fauna. La profundidad a la que se realiza determina que el ruido en la superficie sea limitado. Una situación diferente se presenta en las zonas pantanosas y cursos de agua, en los cuales la onda explosiva tiene un efecto más destructivo, ya que puede afectar de manera irreversible a la fauna acuática, en especial a las poblaciones de larvas, alevines y plancton.
Debido a la presencia humana y a la cacería, la fauna es ahuyentada de la zona.
La incineración de gas residual es causa de la muerte de miles de insectos de muy variadas especies.
Otros hidrocarburos interfieren en el intercambio de gases entre el aire y el agua. Esto elimina el abastecimiento de oxígeno para los animales de respiración branquial y obstruye, en muchos casos, las posibilidades de respiración pulmonar de otros animales acuáticos.
Los organismos más vulnerables a la contaminación petrolera son, en general, los filtradores como las almejas, los moluscos, los bivalvos, etc.
Los derrames de petróleo sobre cursos de agua afectan de manera especial a la avifauna acuática. El petróleo les impide nada, alimentarse, y con frecuencia volar.
Los mamíferos del bosque húmedo tropical tienen carencia de sales. Por ello, las aguas salobres arrojadas al medio atraen a pecaries, venados y otros animales que, al tomar esta agua, ingieren también los otros tóxicos y venenos.
La disposición de las aguas servidas que genera en los ecosistemas acuáticos un incremento sustancial de la demanda biológica de oxígeno, con dos efectos de alguna manera contradictorios. Al disminuir el oxígeno disuelto en el agua, los organismos más exigentes quedan eliminados, pero se produce, al mismo tiempo, una fertilización de los cursos de agua que aumenta la producción primaria y las posibilidades de crecimiento y desarrollo de los organismos oportunistas. Estos implica una simplificación de la fauna acuática, la pérdida de muchas especies y la multiplicación de unas pocas.
La ocupación humana altera las condiciones de vida y reproducción de numerosas especies acuáticas. Las zonas de inundación y las orillas cubiertas de vegetación son espacios vitales para la reproducción de la mayor parte de las especies bioacuáticas. El incremento de la población implica también una mayor presión sobre las poblaciones de peces.
Los procesos de deforestación implican también una modificación de la cantidad y la calidad del agua que llega a los cursos de agua, lo que altera las condiciones de vida de la fauna acuática. Todos esto ha generado una drástica disminución de los recursos bioacuáticos en los ríos amazónicos. Las poblaciones de tortugas, grandes bagres, paiches, así como delfines han sido radicalmente disminuidas.
La fauna es atacada por cazadores furtivos causan molestia permanente al recurso animal tanto en la fauna terrestre como acuática; además de la cacería con fines de subsistencia por parte de colonos e indígenas.
Varias especies de animales están seriamente amenazados de extinción, lo que obliga un control inmediato. La caza y polución de las aguas de los ríos que recogen residuos de petróleo y otros elementos ya han causado y siguen causando perjuicios al recurso.



Daños a la Biodiversidad


La deforestación produce una pérdida de biodiversidad, este es un tema que últimamente se ha tratado mucho, pues los recientes desarrollos biotecnológicos hacen prever valores económicos potenciales muy altos para las zonas de gran biodiversidad. En el caso del Ecuador, estos valores son sorprendentemente altos.
La biodiversidad no es solamente un gran número de especies ni la extensa variedad de sus genes, significa un enorme potencial de servicios para los seres humanos. La biodiversidad desde este punto de vista, representa también un gran valor económico para el Ecuador.



 

Colonización y poblaciones indígenas


La actividad petrolera ha afectado en especial a los pueblos sicona, secoya, cofán y quichua, que han perdido gran parte de sus territorios tradicionales y sus posibilidades de sobrevivencia cultural. Sus prácticas están amenazadas por la contaminación de los ríos y la destrucción de los suelos, pérdida de sus cosechas, muerte de animales de caza y pesca y la invasión de colonos.
La actividad petrolera actúa como un poderoso motivador de la colonización y la deforestación. La población en la amazonía ha aumentado dramáticamente desde que se inició la actividad petrolera en el Ecuador así, Fundación Natura dice: "Se calcula que desde inicios de las actividades petroleras en la Amazonía (después de 1972), al menos un millón de hectáreas, de los trece millones de has que componen la zona han sido ocupadas por los colonos provenientes de varias regiones del país". Los colonos talan los bosques para sembrar pastos y cultivos (café, cacao, etc.), causando deforestación y los consiguientes efectos de erosión y contaminación de los cursos de agua cercanos. Se debe tener en cuenta que los suelos del bosque en la amazonía son generalmente pobres y se agotan rápidamente.
La colonización en las orillas de los ríos altera las condiciones de vida y reproducción de especies acuáticas.
Compañías como Arco, Mobil Oil, Maxus, Elf y Petrobras contienen concesiones que afectan a las poblaciones Quichua, Huaoraní y shuar; Petroecuador contiene territorios que afectan a territorio shiwia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada